Antonio Citterio: un arquitecto y diseñador con una aguda mirada para los detalles y un buen olfato para el efecto de sus productos.

Descargar aquí Flash Player

Antonio Citterio – siempre con estilo

Axor Citterio – el lujo para recrear la mirada

Antonio Citterio lleva el interiorismo clásico al baño y lo convierte en un santuario de sosiego. La colección Axor Citterio pone sus miras en el lujo de lo sencillo y nos hace oficiantes del bello culto a la riqueza del agua.

Lo que nos sorprende en un primer momento - como la grifería angular del baño, un acto pionero en el diseño de griferías - acaba al poco convenciéndonos de que estamos viendo algo de valor y calidad intemporales. Estas griferías son verdaderos tesoros, con su duelo de opuestos entre lo plano y lo redondo y sus detalles cuyo encanto descubrimos al fijarnos bien. El diseñador y arquitecto Antonio Citterio tiene también un fino sentido para adivinar el efecto de sus productos en el espacio.

Axor Citterio M – el atractivo de lo urbano

Esta colección de baño nos cuenta historias de la gran ciudad y se inspira en el estilo de la modernidad, la metrópolis y Milán. Tres "M" y un creador que vive en la metrópolis italiana del diseño y que se empapa del especial ambiente que se vive aquí. Axor Citterio M domina el difícil arte del diseño atemporal y acompaña con elegante discreción diferentes estilos de baño, tan eclécticos como la propia vida urbana. Una creación que solo podría salir de manos de un creador con un sentido tan fino del estilo, uno de la metrópolis de Milán.

Antonio Citterio – la biografía

Antonio Citterio nació en 1950 en Meda, una ciudad del norte de Italia. A la temprana edad de 22 años abrió su primer estudio, antes de acabar la carrera de arquitectura que cursaba en Milán. Este arquitecto mimado por el éxito es desde los 90 uno de los creadores más solicitados internacionalmente en su faceta de diseñador. La mejor prueba es la impresionante lista de las empresas para las que trabaja. Primeras marcas del diseño, como Vitra y B & B Italia (muebles), Flos (lámparas) y, desde hace algunos años, también Axor, la marca de diseño de Hansgrohe AG, han incorporado con éxito sus ideas. Pero también los desarrolladores de proyectos y las cadenas hoteleras aprovechan el espíritu y las ideas de este milanés adoptado. Los alojamientos de lujo para la glamurosa cadena hotelera Bulgari y un spa de lujo en Moscú jalonan el camino de éxitos de Citterio, al igual que el título "Royal Designer" que le concedió la Royal Society británica.

Este cariñoso padre de dos hijos no duda tampoco en compartir y transmitir su saber a los más jóvenes en la Academia de Arquitectura de Suiza de la parte italiana. Tanto el éxito de su arquitectura, como los objetos de diseño, hay que buscarlos en una razón tan sencilla como lógica: no se subyuga sin criterio al espíritu de los tiempos. Más bien desea extraer el potencial que de los objetos, en vez de sobreponerles un "look" banal. Persigue incansable lo auténtico y lo genuino y descalifica el mal diseño, como subraya este director modesto que tiene bajo su mando a unos 50 trabajadores. Afortunadamente, muchos clientes afamados le secundan, porque al público le entusiasma.

Retrato de Antonio Citterio
<% } //bolIsPublishMode %>